¡¡QUE ABRAN TODAS LAS URNAS!! (no)

El domingo 22 de noviembre se realizó el balotaje (ballotage, segunda vuelta, como te guste) para definir cuál de los dos candidatos que obtuvieron más votos el 25 de octubre se convertía en presidente de Argentina.

Según los resultados del escrutinio provisorio, el ganador fue Mauricio Macri por poco más de 700.000 votos (algo menos del 3% de los votos afirmativos contabilizados). Dicho escrutinio provisorio se dio por finalizado en la madrugada del lunes 23 con casi el 99.7% de las mesas cargadas (no se cargaron 786 mesas que represtarían algo menos de 200.000 votos).urnas-2

Algunos simpatizantes de Daniel Scioli, el candidato derrotado, dado que la diferencia de votos fue relativamente corta, comenzaron a difundir mensajes en redes sociales alegando que podrían haber errores en la carga de las planillas (los “telegramas”) en algunos casos, dando a entender que tenían información certera y de primera mano de dichos errores.

La solución propuesta (o en general reclamada a gritos) por los denunciantes es la que da título a esta nota: “¡Que abran todas las urnas y cuenten todos los votos nuevamente!”.

En algunas de las instancias electorales regionales anteriores este mismo año, hubo denuncias similares cuando el candidato que había perdido por una diferencia relativamente pequeña pertenecía a la alianza que ganó en esta última elección. En algunos casos (gobernación de la Provincia de Tucumán y, en menor medida, de la Provincia de Santa Fe) esto fue institucionalmente más grave porque quienes reclamaban no eran simples ciudadanos sino los candidatos directamente involucrados y otras autoridades provinciales y partidarias que no pueden desconocer cómo funciona el sistema electoral argentino.

En muchos casos, estos reclamos incluyen una apelación a firmar una petición en change.org u otra plataforma similar para solicitar la apertura de las urnas (como muestra, vaya esta búsqueda).

Si bien de ningún modo soy un experto en leyes electorales, tengo una idea bastante acabada del funcionamiento de los comicios.

Contar los votos uno a uno

En principio, las urnas sólo las abren las autoridades de mesa en cuanto termina el comicio y hacen el conteo manual de las boletas contenidas en los sobres una por una con presencia de los fiscales partidarios acreditados en la mesa.urna-vuelco-3 En base a ese conteo dichas autoridades llenan dos planillas con los mismos datos, una se pone en un sobre que irá a la autoridad electoral y la otra se le entrega a un empleado del correo que la transmite (usualmente por fax) al centro de cómputos del escrutinio provisorio (lo que, por razones históricas, se llaman “los telegramas”). Además, las autoridades de la mesa le dan a cada uno de los fiscales acreditados una copia de la planilla para que sus respectivos partidos puedan controlar.

Nota (25 de noviembre): Acá me avisan por cucaracha que en la actualidad, el envío por fax se realiza sólo en un porcentaje ínfimo (menos del 1%) de las mesas, para los establecimientos que no tienen razonablemente cerca uno de los más de 300 centros de carga del Correo.

En la gran mayoría de los casos, las planillas se llevan en un sobre lacrado hasta el centro de Correo designado cercano al establecimiento. Allí, en presencia de fiscales y cámaras que graban todo el proceso, se abren los sobres y las planillas se escanean. Los archivos con el contenido de la planilla digitalizada van directamente por red al centro de carga de datos central donde se cargan los valores efectivos que se pueden consultar en la web.

Escrutinio provisorio

Los telegramas recibidos se cargan en un sistema informático que es el que publica los resultados del escrutinio provisorio. Este sistema en general tiene un acceso especial para que representantes de los partidos políticos que participan de la contienda puedan verificar los datos individuales de cada mesa. En el último tiempo, usualmente el día siguiente a las elecciones, el sistema también brinda un acceso al público en general de los datos cargados mesa por mesa, acompañados de la imagen facsímil del “telegrama.urna-vuelco-2

Si vos tenés datos sobre irregularidades cometidas durante los comicios, ahora podés, en vez de iniciar una campaña completamente inútil en change.org, hacer vos mismo la denuncia en el Ministerio Público Fiscal, ya sea en forma presencial, telefónica o por la web. Si no tenés datos certeros, entonces no andes denunciando cosas que no sabés ni te constan simplemente porque tu candidato perdió.

Escrutinio definitivo

El escrutinio provisorio no tiene validez legal alguna y se realiza al sólo efecto de que la ciudadanía tenga una idea aproximada del resultado electoral. Normalmente, un par de días después de los comicios, la justicia electoral comienza a hacer el escrutinio definitivo que es el único que tiene validez legal.

Durante el Escrutinio definitivo, se revisan todos los votos recurridos e impugnados (los votos impugnados son aquellos en que alguna autoridad de mesa o un fiscal denuncian que la persona que concurrió a votar no es la que figura en el padrón, lo que se impugna es la identidad; la consabida “feta de salame” o similar, es un voto nulo, no impugnado).

Una vez hecho esto, se cargan en el sistema de la justicia electoral (que no tiene nada que ver con el de la empresa que hizo el escrutinio provisorio) los datos de TODAS las planillas de TODAS las mesas.

Si los partidos presentan denuncias concretas sobre mesas específicas, se revisan esos datos datos. En MUY POCAS OCASIONES la justicia electoral puede solicitar la apertura de ALGUNA urna para recontar manualmente los votos dentro de la misma, y debe tener indicios claros de que lo que figura en la planilla está mal y es compeltamente insalvable.

Esto está BIEN y es RAZONABLE que así sea.

Si cada vez que una agrupación pierde por un porcentaje relativamente pequeño se abrieran TODAS las urnas, el sistema electoral sería INSOSTENIBLE.

Post scriptum

Escribo esto, relativamente en caliente, el martes 24 de noviembre. Supongo que el Escrutinio definitivo habrá comenzado hoy o, a lo sumo, comenzará mañana. Como se explicó más arriba, aquí se cargan todos los votos, incluidos los recurridos e impugnados, con lo cual el resultado será forzosamente distinto al del escrutinio provisorio. Es de esperarse que sea bastante parecido, al menos en lo porcentual (lo que hoy es 2.8% de diferencia podría ser 2.3% o 3%), pero podría no serlo. De hecho, de haber habido muchos errores de carga (lo cual considero muy improbable), hasta podría revertirse el resultado de la elección.

Si bien mi posición política personal es mucho más cercana al candidato que perdió que al que ganó, me preocuparía realmente mucho si el resultado llegara a revertirse ya que no espero muestras de civilidad por parte de quienes se verían damnificados ante tal escenario y creo que 32 años de democracia y 13 de razonable estabilidad institucional son demasiado más valiosos que un período presidencial de 4 años.

2° Post scriptum

(agregado el 2 de diciembre)

El lunes 30 de noviembre, menos de una semana después de haberse iniciado, se concluyó el Escrutinio definitivo.

Los resultados fueron publicados por la Cámara Nacional Electoral.

Como se preveía, la diferencia porcentual respecto del escrutinio provisorio fue ínfima (2,68% contra 2,80%). En valores absolutos, la diferencia se achicó de 704.860 votos en el provisorio a 680.607 votos en el definitivo.

Me parece que es hora de que los simpatizantes del partido derrotado asuman el resultado y acepten que la población votó de este modo, y de que el partido que debe asumir el gobierno el 10 de diciembre se acostumbre a que los resultados pueden diferir de lo esperado, en uno u otro sentido, y eso no implica que haya habido fraude.

Y después de QZZ-999 ¿qué?

Mi amigo Mauricio se preguntaba hace veinte días ¿qué se acabará primero, las direcciones IPv4 o las patentes argentinas?

Se acaban las IPs

Parece que en uno o dos años finalmente llegará el tan preanunciado fin de las direcciones IPv4 de internet (ya hace más de 15 años que “se acaba en los próximos 5 años“, pero desde hace poco, parece que “se acaba el año que viene“).

OK, es un espacio finito, fue planeado hace casi 30 años cuando no sólo a nadie se le ocurriría pensar que podía haber una computadora (o más) en cada hogar… mucho menos se les podía ocurrir que gran parte de la humanidad tendría teléfonos móviles personales y que estos también tendrían asiganda una dirección IP.

Dentro de todo, y con no pocos malabarismos de por medio, el espacio de direcciones IPv4 se la habrá por 30 años si llegamos a septiembre de 2011.

La solución

La única solución viable parece ser migrar a IPv6 que se comenzó a diseñar alrededor de 1993 y se publicó en 1998. Entre otros cambios, el más significativo es que utiliza direcciones de 128 bits en lugar de 32 bits como IPv4.

Si bien desde su concepción, IPv6 se planteó con un plan de migración, la misma ha sido lenta y, a medida que se comience a forzar debido al agotamiento de las direcciones IPv4, será dolorosa.

Se acaban las patentes

PatenteAhora bien, las “nuevas“ patentes de los automotores en Argentina debutaron en enero de 1995 y ya le quedan sólo 3 ó 4 (a lo sumo 5) años más de vida.

Para colmo, hay que reconocer que en 1994 debería haber sido más previsible el crecimiento del parque automotor argentino en 20 años de lo que en 1981 podría haber sido el crecimiento de internet (que de hecho, no existía ni se llamaba así en esa época) en 30.

El sistema de patentes en Argentina consiste en tres letras seguidas de tres números. Como se utiliza el alfabeto inglés (26 letras, sin eñe), esto da un total teórico de 17.576.000 de patentes únicas (26 3 x 10 3).

Fuera de los “autos mellizos“ los números de patente no se reutilizan aun cuando un vehículo sea completamente destruido y dado de baja legalmente.

Algunos números

Más aún, las patentes que comienzan con la letra “R“ hasta “Z“ se reservaron para repatentar vehículos que ya habían sido patentados hasta diciembre de 1994. Estas son 6.084.000 (9 × 26 2 x 10 3).

Con esto sólo quedan, para autos patentados por primera vez a partir de 1995, las que comienzan con la letra “A“ hasta “Q“, un total de 11.492.000 patentes (17 × 26 2 x 10 3).

A mediados de 2010 habían pasado 15 años y medio y se habían utilizado las patentes que comienzan desde la “A“ hasta la “I“ que son 6.084.000 (9 × 26 2 x 10 3). Sólo quedaban 5.408.000 (desde la “J“ que ya se está utilizando hasta la “Q“, 8 × 26 2 x 10 3).

Si bien esto no parece tan poco, hay que tener en cuenta que los primeros 8 de esos 15 años, la venta de automotores tenía un ritmo muy inferior al actual, incluyendo la crisis de 2001. De hecho, al principio, una letra de comienzo de patente duraba alrededor de un año y medio, a veces más. Ahora se están consumiendo en el orden de dos letras o más por año.

Yo sospecho que si no se frena ni se dispara significativamente la venta de automotores en Argentina, el esquema actual de patentes se agotará a mediados de 2014… no falta mucho… son justo 20 años desde que se creó el esquema.

Me acota Marcelo (en facebook) que actualmente se están patentando en el orden de 600.000 vehículos por año (más o menos “una letra inicial“ por año: 26 2 x 10 3 serían 676.000), con lo cual arañaríamos el 2020 con suerte.

Al menos “la pegaron“ con la reserva para repatentamiento de automotores viejos. Creo que van por la “Y“ y no creo que se repatente mucho más. Los autos viejos que siguen circulando con las viejas placas de una letra y seis o siete números ya es difícil que alguien se tome el trabajo de repatentarlos.

Una modesta propuesta de solución

A diferencia de los complejos mecanismos para migrar el protocolo básico de comunicaciones en una red global de computadoras sin una entidad única de control (aunque sí de asignación de direcciones), hace unos años, cuando se me ocurrió que se acabarían pronto las patentes se me ocurrió un sistema simple y elegante para resolverlo.

Si bien no es brillante, vaya aquí mi pequeño aporte a la DNRPA

Mi idea es agregar una letra más al principio de la patente, de modo tal que las nuevas patentes sean de cuatro letras y tres dígitos.

Esto da un total teórico de 456.976.000 patentes únicas (26 4 x 10 3).

Si bien esto va a requerir una adecuación de los sistemas que utiliza la DNRPA (para que quepa la nueva primera letra), ese será casi el único cambio ya que no será necesario repatentar los automotores que tengan una patente del sistema actual (tres letras y tres dígitos).

¿Cómo es esto? considerando que todas las patentes que sólo tienen tres letras son precedidas por una letra A tácita. Esto es, consideramos la letra A con la misma funcionalidad que el número 0. De este modo, si en 2020 veo una patente “de las viejas“ como ser BBY 965, la consideraré como ABBY 965.

De este modo, y manteniendo la reserva de patentes para repatentar los vehículos del sistema anterior a 1995, la patente que vendrá luego de la última del sistema actual (QZZ 999, o también AQZZ 999) será la BAAA 000.

Las patentes entre ARAA 000 y AZZZ 999 corresponden a vehículos con patentes anteriores a 1995 que fueron o serán repatentados.

La ventaja de este sistema es que es relativamente barato de implementar y, una vez que estén adecuados los sistemas se puede comenzar a utilizar inmediatamente y sin desperdiciar patentes válidas.

De hecho, si se terminara de implementar, digamos, a mediados de 2012, quizás la patente siguiente a MZZ 999 puede ser directamente ANAA 000.

Otras mejoras posibles

Siempre manteniendo la simplicidad de implementación, se me ocurren otras mejoras complementarias (no para incrementar la cantidad de patentes posibles si no para mejorar algún otro aspecto):

  • Cambiar la tipografía: La tipografía cuadradota de las patentes actuales, amén de que puedan ser estéticamente más lindas o más feas que las anteriores tiene varios problemas. En particular, hay muchas letras que se confunden a mediana distancia (ejemplo, la O con la D y con la Q). Esto no ocurría en las patentes que había hasta 1994, con una tipografía mucho más redondeada y con la rayita de la Q mucho más notable.
  • Cambiar el indicador de patente duplicada, triplicada o cuadruplicada (hoy una pequeña D, T o C entre las letras y los dígitos) por un número (y que podría comenzar en 1 o 0 para la duplicada e ir incrementándose).

¿Qué más se les ocurre que se pueda mejorar sin que sea complejo?

El panqueque y la hamburguesa están de luto

Hoy se murió Carlitos… la fría crónica de los medios dice que tenía 76 años, que empezó trabajando en La Martona de Gesell y que llegó a Buenos Aires hace 3 años (no sé de dónde sacaron ese dato… creo que hace más de 10 años que tiene el boliche de Vicente López enfrente de Carrefour y antes estuvo en Olivos… quizás se refieran a que hace 3 años dejó de ir a Gesell en verano… aunque este enero lo ví nuevamente laburando en su local de 106 entre 3 y 4).

www.minutouno.com.ar
criticadigital.com
www.lanacion.com.ar
www.clarin.com

Sin embargo, para mí Carlitos es el recuerdo de toda la vida (bueno, al menos desde principios de los ’70 hasta hace pocos meses).

Tanto es así que hace un par de años, cuando Playboy Argentina sacó una nota comparativa (totalmente desigual) entre la hamburguesa McNífica de McDonald’s y la clásica N°8 de Carlitos, envié una carta que transcribo acá abajo:

Creo que sólo Playboy podía hacer esto con nivel… una comparativa gastronómica… ¡de hamburguesas!… igualmente, creo que las huestes de Ray Kroc poco tienen que hacer (en cuanto a calidad y sabor) con los hijos, sobrinos y yernos del gran Carlitos de Gesell (el de verdad… no el ex-socio que le usurpó el nombre)… recuerdo las colas del cine Atlantic en 105 entre 2 y 3 que te obligaban a verlo a Carlitos al frente de la plancha haciendo hamburguesas… no había película que te podía distraer del objetivo final… salir del cine y conseguir alguno de los pocos lugares en las barras para despacharse una hamburguesa de Carlitos…

Encima, el otro día, tentado por la nota, después de ir al cine con mi mujer y mi hijo, me fui hasta lo de Carlitos y no solo conseguí mesa… si no que (aunque no estaba apurado) ni siquiera tuve que esperar… las hamburguesas y panqueques pedidos llegaron a los pocos minutos.

Bueno… los dejo hasta la próxima… debe ser la edad… y la panza… escribo a Playboy y, en lugar de hablar de minas hablo de comidas :-)


Mariano Absatz – “El Baby”
www.clueless.com.ar

La carta no sólo fue publicada, si no que salió como carta del mes y me gané una afeitadora (que uso poco dada mi barbez, pero mi hijo la aprovecha).

Acá se puede bajar un PDF con la comparativa y la carta publicada que, para mi orgullo, adorna la pared del nuevo local de Olivos.

¡Feliz año viejo!

Esto lo recibí por mail y ya venía forguaridado al menos dos veces… La mayoría de la gente sabe que no me gusta reenviar mails así que como este me gustó, en lugar de reenviarlo, lo publico.

No sé quién es el autor o autora original así que espero no se ofenda por el plagio y lo tome más bien como un reconocimiento de su poder de observación…

Ahora sí.

Terminó el 2009, los dioses no me van a castigar por la soberbia de haberme anticipado, y puedo decirles que:

  • no estamos importando la leche, el trigo y la carne
    (no están igualmente al alcance de todos, lo sé).
  • la luz no está cortada (por lo menos no en este momento).
  • no entramos en la hiperinflación ni en cesación de pagos, ni el dólar está a $5 (también sé, siempre lo pueden lograr).
  • en el invierno, por las calles no cayeron de a cientos los muertos por la Gripe A.
  • no hubo fraude electoral.
  • el oficialismo perdió las legislativas y el mundo sigue andando.
  • no nos han matado a todos (por lo menos, no a Mirta Legrand).
  • los del campo vinieron, pero ninguna horda los atacó en una emboscada siniestra.
  • D’Elía y Moyano hicieron sus actos, pero no fueron hordas de periodistas.
  • hubo piquetes sí; pero sin muertes (quiero creer que en mi lista de lectores nadie lo lamenta).
  • pese a las cartas de Carrió, el país no fue intervenido humanitariamente.
  • Silvestre y Bonelli conservan sus fuentes de trabajo.
  • Pomar no asesinó a su familia (aunque nos está faltando un poco de sensación de accidentalidad).
  • Estos últimos días cumplimos amablemente con los habituales ritos, padecimos las habituales miserias y efusiones, renovamos las corrientes amistosas, resonaron por todos lados los ¡feliz año!, ¡feliz año!.

Mal que mal, teniendo en cuenta que la felicidad nunca es completa, considerando las circunstancias y apelando al modesto pero útil “comparado con qué“, creo que puedo desearles al fin ¡Feliz Año Viejo!

En cuanto al Nuevo nos deseo que, si queremos divertirnos más que el anterior, lo hagamos no desde las tristes pasiones sino desde las ¡pasiones alegres!
(¡Gracias Spinoza!)

TEDx Buenos Aires… se develó el misterio

Finalmente, luego de unos meses de lo que podríamos llamar teasers y preanuncios 2.0, con acciones en LinkedIn, Facebook, Twitter (quizás en alguna otra también), se anunció oficialmente la realización de TEDx Buenos Aires el 8 de abril en la Rural.

Para los que no lo saben, TED es una organización que realiza anualmente conferencias (TEDTalks) en Estados Unidos e Inglaterra (y ahora también en India).

Las mejores conferencias se publican en video en el sitio TED.com con una licencia Creative Commons que permite su utilización y redistribución en forma gratuita.

Las conferencias TEDx son eventos “tipo TED“, organizados para distintas comunidades, ya sea por afinidad geográfica, organizacional u otra. Si bien los eventos son con una licencia de TED, los mismos son responsabilidad de sus organizadores.

En este contexto es que se organiza TEDx Buenos Aires, organizado por Santiago Bilinkis y un equipo (que parece un All Stars), ya tiene varios oradores confirmados, entre ellos Adrián Paenza, Alberto Kornblihtt, Manu Ginobili, Roberto Guareschi y Luis Pescetti.

Como podrán ver, la diversidad es uno de los aspectos más interesantes en estas conferencias… espero ansiosamente el 8 de abril de 2010 para asistir.

La historia (de internet) por sus protagonistas

Pete (un pibe a la que alguna gente se refiere como Jorge Amodio) es una de las cinco o seis personas profundamente involucradas en el nacimiento de internet en Argentina… en la época en que ni siquiera se podía bajar pornografía… de hecho, no existía la web… en esa época usábamos internet para escribir mails, compartir información en los grupos de usenet o subir y bajar archivos y software via ftp.

El tema es que Pete está armando un site con la historia de Internet en Argentina (por ahora sólo está en línea el blog)… por suerte cuenta con un padre que le ha guardado papeles, cintas y cachivaches durante añares y ahora se puso a desempolvarlos y armar una historia fascinante

Recomiendo a los interesados en la ciberarqueología, suscribirse al canal RSS yo ya lo hice, y es una alegría cada vez que encuentro novedades allí.

Discutiendo sobre el cambio de hora

En base a lo que está pasando con el cambio de hora en Argentina y su aplicación en computadoras con unix o linux, apareció esta nota en el blog de Ricardo Goldberger que incluía un comentario del Buanzo que yo contesté más abajo.

Hoy Ricardo publicó una respuesta de Buanzo en la que dice que la única forma razonable de publicar información en tzdata es hacerlo únicamente cuando se esté totalmente seguro de que la información es cierta.

¿Pero quién tiene que estar seguro y quién se ocupa de que la información segura llegue a tiempo a los equipos?

Por suerte, tanto Buanzo como yo usamos sistemas abiertos con lo cual podemos ocuparnos nosotros mismos y cagarnos en el resto del mundo

Supongamos que Olson y Eggert (a quienes no conozco personalmente, pero los respeto por el laburo que hacen y les tengo aprecio porque hacen un laburo que a mi me sirve sin que yo se los pida o les pague por ello), deciden seguir la recomendación que Buanzo (y otra gente en distintas listas y sitios de seguimiento de bugs) recomienda…

Es más, supongamos que Olson y Eggert viven día y noche pendientes de todos los Boletines Oficiales de todos los países (y divisiones políticas en el caso de los países federales como el nuestro) y aparte entienden todos los idiomas (incluídas las versiones legaleese de cada uno de ellos)… en ese caso, podemo suponer que ayer (jueves 16 de octubre) a la mañana (hora argentina) leyeron el Decreto 1693/2008 en el Boletín Oficial y recién ahí modificaron en el tzdata los datos para este verano para toda la Argentina (es lo que dice el Decreto ese) y lo publicaron.

Eso pone (o debería poner) en marcha las actualizaciones de los paquetes en las distintas distros de unix, linux, etcéteras… Por más crítica que consideremos la hora de nuestros servidores, sospecho que los maintainers del paquete tzdata de cada distro no van a dejar todas sus ocupaciones por un update que no consideren crítico ellos (al menos desde el punto de vista de seguridad/intrusión/etc)… con lo cual, la modificación podría aparecer en los repositorios de cada distro con viento a favor durante la semana que viene… o sea, que a partir de las 0 de este domingo, todos los equipos tendrían mal la hora.

Ahora bien, hoy (17 de octubre, un día peronista) a la mañana, resulta que por suerte Olson y Eggert tampoco tienen nada mejor que hacer que leer el Boletín Oficial de Argentina, se encuentran con el Decreto 1705/2008 que dice que doce provincias no van a aplicar el horario de verano… supongamos que en el medio tuvieron la suerte de no leer el Boletín Oficial de Mendoza de ayer jueves 16 de octubre, donde salió la Ley Provincial N° 7.955 que establece que Mendoza utiliza los husos horarios UTC-03:00 y UTC-04:00 y le deja al Poder Ejecutivo Provincial la elección de cuándo usa cuál (no se gasta en aclarar qué piensan hacer esta misma semana, por ejemplo)…

Entonces hoy agarran y vuelven a modificar los datos y sacan una nueva versión de tzdata… y vuelta a comenzar la ronda de updates en el downstream de cada distro… ¿cuándo estarán listas? ¿hoy a la tarde? ¿mañana? ¿el lunes? (ya nos pasamos de las 0 del 19).

La cuestión es que, sea su potestad o no, mientras las autoridades sigan publicando la información oficial con 30 nanosegundos de anticipación a los hechos, la probabilidad de tener mal los datos, por demoras de implementación o por haber hecho una mala presuposición es significativamente cercana a 1.

La gente que está enojada con alguien más que no sean ellos mismos porque el 5 de octubre les cambió la hora de las máquinas, si las cosas se hubieran hecho como ellos dicen, tendrían mal la hora el próximo domingo. ¿Por qué? Porque, claramente, es gente que delega la observación de los cambios de hora en los maintainers de su distribución, y estos maintainers, al menos una vez, demoraron más de quince días en actualizar esa información desde que la tuvieron disponible.

Si los maitainers del tzdata de la distro que estén usando hubiesen sido suficientemente diligentes, para el 5 de octubre ya habrían tenido distribuido el tzdata2008f que se publicó el 15 de septiembre y que corría la fecha del cambio.

Ahora, en el mundo real, Olson y Eggert trabajan de otra cosa y le dedican el tiempo que pueden o quieren a mantener la base de datos tzdata (y el código que la procesa) actualizados… no sé cuántos idiomas hablan además de inglés, pero sospecho que no están leyendo diariamente el Boletín Oficial de la República Argentina. Entonces dependen de que alguien les pase información, intentan ver cuán razonable es y en base a eso deciden incluir una modificación en algún momento.

Si bien el sistema dista de ser perfecto, al menos tiene un buen punto de referencia que es la lista de correo donde se discuten todas estas cosas en forma pública y abierta.

Cualquiera puede participar por más que (como yo) no conozca el funcionamiento interno del paquete tzdata y apenas entienda el formato de la base de datos e inclusive gente que ni siquiera sabe eso, pero puede participar y dar su opinión acerca de la verosimilitud de una información que les concierne y la razonabilidad de aplicar un cambio o no en la base de datos.

La ventaja adicional de participar es que uno se entera de primera mano cuándo hay una actualización de datos y qué contiene y, en base a eso puede decidir aplicarla antes de que llegue a los repositorios de su distribución o puede decidir no aplicarla porque está en desacuerdo (y evitar hacer la actualización una vez que la actualización llegue a los repositorios de la distro).

De lo que yo me quejaba hace unos días no es de que la base tzdata estuviera mal o que la versión en el repositorio de Ubuntu estuviera desactualizada si no de que yo mismo me dejé estar y no estaba leyendo la lista por lo que no me dí cuenta del primer error (de tener el cambio del primer domingo de octubre) ni de que el mismo se había subsanado (mal para algunos) como para ponerme a romper para que el cambio llegue a mi Ubuntu y si no, de última, actualizarlo yo a mano y listo.

La situación hoy es la siguiente: todos los sistemas operativos que estén con la versión tzdata2008f, g, o h y estén en la Ciudad de Buenos Aires o en las Provincias de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Misiones, Jujuy, Tucumán o San Luis, tienen la hora bien y la van a cambiar (o no cambiar en el caso de San Luis) bien el próximo domingo (suponiendo que entre los Decretos 1693/2008 y 1705/2008 cubren todo y no hay alguna Provincia que decida no acatarlos).

Quienes estén en las Provincias de La Pampa, Catamarca, Chubut, La Rioja, San Juan, Mendoza, Santa Cruz y Tierra del Fuego deberán hacer algo para que no les cambie la hora este domingo 19 de octubre.

Podrían poner a lo bestia la zona horaria Etc/GMT-3 o utilizar America/Argentina/San_Luis (aunque si miran datos viejos, van a estar mal los relojes entre enero y marzo de 2008 ya que San Luis volvió a UTC-3 antes que el resto del país).

La otra variante es utilizar temporalmente la receta que publiqué ayer y actualicé hoy hasta que se actualice tzdata y esa actualización llegue a cada distribución.

Llamado a la solidaridad

Este es un llamado a la solidaridad para con nuestros sysadmin hermanos de provincias cuyanas y otras del Oeste argentino que, por lo que leí, posiblemente no adhieran al cambio de huso horario el domingo 19 de octubre…

La base de datos de husos horarios al día de hoy (versión 2008h) implementa el cambio de hora en toda la Argentina.

Provincias de CuyoSi esto queda así y, como sospecho, Mendoza y otras provincias no cambian la hora, a las computadoras con unix y linux de estas provincias les pasará lo mismo que nos pasó en todo el país el domingo 5 de octubre.

Es por eso que les pido que si alguien tiene información fidedigna (si es posible con un link a información oficial o de medios de comunicación razonablemente serios), la envíe a la lista de correo timezone o, si lo prefiere, ponga un comentario acá abajo y yo lo mando a la lista.

Auxilio para administradores de sistemas

Escribí en mi wiki un machete con instrucciones para actualizar los datos con la última versión que exista de la base de datos (aunque no haya sido publicada por la distribución unix/linux que estés usando).

¿Qué hora es?

Qué hora son, mi corazón… (Manu Chao)

Hoy (5 de octubre) a la mañana estaba en la compu, miro el relojito arriba a la derecha (era menos laburo que girar la muñeca izquierda y mover la vista en dirección a ella) y veo que son las 12 y pico… por algún motivo no me daba… decido tomarme el laburo y veo que en mi muñeca era justo una hora más temprano… raro… la hora de mi pc se actualiza con un conjunto de servidores de hora utilizando un método que funciona bien (esto incluye que si un par de servidores “se vuelven locos”, el sistema se da cuenta y los ignora).

Me pongo a mirar bien y me doy cuenta de que en realidad, a las 0 horas del domingo 5 mi computadora creyó que había que empezar a usar la “hora de verano” (a 2 horas del meridiano de Greenwhich en lugar de las 3 horas que se usa durante el resto del año).

Me fijo en los mensajes de la lista de correo de la gente que se ocupa de mantener una base de datos que dice qué huso horario se usa en cada lugar y cuándo y veo que ya alguien lo había notado… también veo que en realidad ya había una versión más nueva de la base de datos (publicada el 15 de septiembre) pero como mi sistema operativo todavía no tenía en sus actualizaciones esta versión, yo no la tenía… no es grave… soy lo suficentemente nerd como para bajarla y actualizarla a mano (cosa que hice).

El problema no es ese… el problema es… ¿cambiamos la hora este año? ¿en qué fecha? ¿el 12 de octubre es feriado? ¿y el 13?

Lamentablemente, en Argentina nos hemos acostumbrado al “lo que yo quiero, cuando se me cante” y a esto no son ajenos nuestros gobernantes (ni los de ahora, ni los de antes, ni los de antes de eso)… estamos acostumbrados a que no haya normas y que las excepciones no sean excepcionales, si no a que sean la norma.

Husos horarios

Pero volvamos al tema de la hora… o, más bien del huso horario. La mayor parte de Argentina se encuentra (geográficamente) en el huso horario 4 horas al oeste de Greenwhich (llamado UTC-04:00), y la región que está en otro huso (el centro y oeste de la Patagonia), están a 5 horas (ver el mapa de husos horarios a junio de 2008).

Algunos pocos países (más anchos que Argentina en el sentido Este-Oeste), utilizan más de un huso horario (notablemente Estados Unidos y Rusia, también lo hacen Australia, Brasil y México -que sigue una de las líneas de cambio de hora de Estados Unidos). El resto de los países contiguos (incluída China y la mayor parte de la Unión Europea), utilizan un solo huso horario.

En Argentina, durante muchos años (hasta 1969), se utilizó el huso horario UTC-04:00 y desde 1930 se utilizó (con frecuencia pero sin regularidad) el huso horario UTC-03:00 como “hora de verano”… el tema es que el primer domingo de octubre de 1968, se empezó a usar UTC-03:00 y en algún momento de primavera/verano/otoño entre 1968 y 1969 alguien decidió que había que dejar de cambiar la hora… y nos quedamos en UTC-03:00… Del 23 de enero hasta el 1° de mayo de 1974, volvió a aparecer la “hora de verano” (sospecho que asociada con la “crisis del petróleo”, yo realmente era muy chico en esa época y no me acuerdo)… pero como estábamos en UTC-03:00, la “hora de verano” se convirtió en el huso horario UTC-02:00 que, en nuestras latitudes, corresponde geográficamente al medio del Océano Atlántico.

Reloj extraño
Desde entonces usamos UTC-03:00 y utilizamos la “hora de verano” en UTC-02:00 entre 1988 y 1993… el 21 de septiembre de 1999 se promulgó la Ley 25.155 de Hora Oficial que volvía a UTC-04:00 con “hora de verano” en UTC-03:00 pero nunca se hizo efectiva… en junio de 2001 estuvo a punto de entrar en vigor y finalmente fue anulada por el Congreso.

En el otoño/invierno de 2004 devino el caos federal… Mendoza promulgó el 21 de mayo la Ley Provincial 7.210 que declara la emergencia pública energética en esa provincia y adopta UTC-04:00 como hora oficial entre el 23 de mayo y el 16 de octubre (notar que se promulga la Ley menos de 48 horas antes de tener que hacer el ajuste de los relojes). Las provincias de San Luis, San Juan, Santa Cruz, Chubut, Tierra del Fuego y Tucumán (quizás alguna más que se me escapa) también pasaron a UTC-04:00… luego el gobierno nacional las fue presionando para que volvieran a UTC-03:00 y lo fueron haciendo… cada una en otra fecha… en ese momento intenté conseguir información razonable del Ministerio del Interior y de cada una de las provincias acerca de cuándo se habían producido los cambios (tanto la fecha en que empezaron a usar UTC-04:00 como la fecha en que volvieron a UTC-03:00), pero no conseguí nada.

Finalmente el 26 de diciembre el Senado y Diputados aprobaron (el mismo día) la Ley 26.350 de Hora Oficial que se publicó en el Boletín Oficial el viernes 28 de diciembre (que la inocencia te valga)… esta Ley que está en vigencia estableció que Argentina usa UTC-03:00 y “hora de verano” en UTC-02:00 que comenzaba ese mismo domingo 30 de diciembre de 2007 (una vez más, menos de 48 horas desde la publicación de la Ley) hasta el 16 de marzo de 2008… pero lo peor que tiene la Ley es esto:

ARTICULO — El Poder Ejecutivo nacional fijará anualmente la fecha de iniciación y de terminación del período estival que corresponda.

Es decir… el cambio de hora se hace… ¡Cuando se le cante al/la Presidente!… ni siquiera pone un mecanismo y le da la potestad al Ejecutivo de modificarlo… es por esto que en ese momento se puso el primer domingo de octubre como fecha tentativa del cambio, pero llegamos a ese momento sin definición alguna por parte del Ejecutivo. No sé por qué sospecho que una vez más, la Resolución pertinente veinte minutos antes de tener que hacer el cambio de hora (ahora por suerte no hace falta que las dos cámaras aprueben una Ley)…

La imprevisión permanente

No quiero ponerme a discutir acá si conviene que Argentina use el huso horario UTC-04:00 o UTC-03:00, ni si conviene o no adelantar una hora la hora en verano, ya sea para ahorrar energía, para salir a trabajar con luz de día o para tener una hora más para criticar al Gobierno. Lo que me molesta es que en forma absolutamente innecesaria se manejen cosas que deberían ser triviales con una imprevisión permanente.

Sea cual fuere la decisión que se tome, no se puede cambiar el mecanismo todos los años. En el caso de la hora, nos afecta a los que tenemos responsabilidad sobre la administración de computadoras (pregútentle si no a los reponsables del sitio del Diario Clarín que hoy estuvo todo el día con la hora adelantada), otro caso semejante es el del corrimiento de los feriados… la lista de feriados que se cambian se modifica permanentemente… en un momento se pasaban al lunes más cercano, ahora los de junio son en dos lunes fijos (creo que el primero y el tercero), antes, si caían en fin de semana, no se modificaban… pero el próximo 12 de octubre (que cae domingo) se pasa al lunes 13… Otra vez… no quiero discutir si hay que mover o no los feriados, si el 17 de agosto se mueve y el 25 de mayo no. Lo que quiero es saber con anticipación qué se va a hacer y que se haga lo mismo todos los años (recuerdo que un año se intentó cambiar algo porque justo coincidía con la visita del Emperador de Japón). De este modo, si bien el tema de la movilidad de los feriados es para alentar el turismo, al enterarse 10 días antes de que el 13 de octubre es feriado, la gente no puede utilizarlo para lo que se supone que se quiere hacer.

Escriban una Resolución sobre cómo se hará el cambio de hora todos los años, en octubre y en marzo (o cuando se quiera hacer) y manténganlo. Escriban una Resolución sobre qué feriados se pueden mover, en qué casos y a dónde se mueven y manténganlo.