¡¡QUE ABRAN TODAS LAS URNAS!! (no)

El domingo 22 de noviembre se realizó el balotaje (ballotage, segunda vuelta, como te guste) para definir cuál de los dos candidatos que obtuvieron más votos el 25 de octubre se convertía en presidente de Argentina.urnas-1

Según los resultados del escrutinio provisorio, el ganador fue Mauricio Macri por poco más de 700.000 votos (algo menos del 3% de los votos afirmativos contabilizados). Dicho escrutinio provisorio se dio por finalizado en la madrugada del lunes 23 con casi el 99.7% de las mesas cargadas (no se cargaron 786 mesas que represtarían algo menos de 200.000 votos).

Algunos simpatizantes de Daniel Scioli, el candidato derrotado, dado que la diferencia de votos fue relativamente corta, comenzaron a difundir mensajes en redes sociales alegando que podrían haber errores en la carga de las planillas (los “telegramas”) en algunos casos, dando a entender que tenían información certera y de primera mano de dichos errores.

La solución propuesta (o en general reclamada a gritos) por los denunciantes es la que da título a esta nota: “¡Que abran todas las urnas y cuenten todos los votos nuevamente!”.

El domingo 22 de noviembre se realizó el balotaje (ballotage, segunda vuelta, como te guste) para definir cuál de los dos candidatos que obtuvieron más votos el 25 de octubre se convertía en presidente de Argentina.

Según los resultados del escrutinio provisorio, el ganador fue Mauricio Macri por poco más de 700.000 votos (algo menos del 3% de los votos afirmativos contabilizados). Dicho escrutinio provisorio se dio por finalizado en la madrugada del lunes 23 con casi el 99.7% de las mesas cargadas (no se cargaron 786 mesas que represtarían algo menos de 200.000 votos).urnas-2

Algunos simpatizantes de Daniel Scioli, el candidato derrotado, dado que la diferencia de votos fue relativamente corta, comenzaron a difundir mensajes en redes sociales alegando que podrían haber errores en la carga de las planillas (los “telegramas”) en algunos casos, dando a entender que tenían información certera y de primera mano de dichos errores.

La solución propuesta (o en general reclamada a gritos) por los denunciantes es la que da título a esta nota: “¡Que abran todas las urnas y cuenten todos los votos nuevamente!”.

En algunas de las instancias electorales regionales anteriores este mismo año, hubo denuncias similares cuando el candidato que había perdido por una diferencia relativamente pequeña pertenecía a la alianza que ganó en esta última elección. En algunos casos (gobernación de la Provincia de Tucumán y, en menor medida, de la Provincia de Santa Fe) esto fue institucionalmente más grave porque quienes reclamaban no eran simples ciudadanos sino los candidatos directamente involucrados y otras autoridades provinciales y partidarias que no pueden desconocer cómo funciona el sistema electoral argentino.

En muchos casos, estos reclamos incluyen una apelación a firmar una petición en change.org u otra plataforma similar para solicitar la apertura de las urnas (como muestra, vaya esta búsqueda).

Si bien de ningún modo soy un experto en leyes electorales, tengo una idea bastante acabada del funcionamiento de los comicios.

Contar los votos uno a uno

En principio, las urnas sólo las abren las autoridades de mesa en cuanto termina el comicio y hacen el conteo manual de las boletas contenidas en los sobres una por una con presencia de los fiscales partidarios acreditados en la mesa.urna-vuelco-3 En base a ese conteo dichas autoridades llenan dos planillas con los mismos datos, una se pone en un sobre que irá a la autoridad electoral y la otra se le entrega a un empleado del correo que la transmite (usualmente por fax) al centro de cómputos del escrutinio provisorio (lo que, por razones históricas, se llaman “los telegramas”). Además, las autoridades de la mesa le dan a cada uno de los fiscales acreditados una copia de la planilla para que sus respectivos partidos puedan controlar.

Nota (25 de noviembre): Acá me avisan por cucaracha que en la actualidad, el envío por fax se realiza sólo en un porcentaje ínfimo (menos del 1%) de las mesas, para los establecimientos que no tienen razonablemente cerca uno de los más de 300 centros de carga del Correo.

En la gran mayoría de los casos, las planillas se llevan en un sobre lacrado hasta el centro de Correo designado cercano al establecimiento. Allí, en presencia de fiscales y cámaras que graban todo el proceso, se abren los sobres y las planillas se escanean. Los archivos con el contenido de la planilla digitalizada van directamente por red al centro de carga de datos central donde se cargan los valores efectivos que se pueden consultar en la web.

Escrutinio provisorio

Los telegramas recibidos se cargan en un sistema informático que es el que publica los resultados del escrutinio provisorio. Este sistema en general tiene un acceso especial para que representantes de los partidos políticos que participan de la contienda puedan verificar los datos individuales de cada mesa. En el último tiempo, usualmente el día siguiente a las elecciones, el sistema también brinda un acceso al público en general de los datos cargados mesa por mesa, acompañados de la imagen facsímil del “telegrama.urna-vuelco-2

Si vos tenés datos sobre irregularidades cometidas durante los comicios, ahora podés, en vez de iniciar una campaña completamente inútil en change.org, hacer vos mismo la denuncia en el Ministerio Público Fiscal, ya sea en forma presencial, telefónica o por la web. Si no tenés datos certeros, entonces no andes denunciando cosas que no sabés ni te constan simplemente porque tu candidato perdió.

Escrutinio definitivo

El escrutinio provisorio no tiene validez legal alguna y se realiza al sólo efecto de que la ciudadanía tenga una idea aproximada del resultado electoral. Normalmente, un par de días después de los comicios, la justicia electoral comienza a hacer el escrutinio definitivo que es el único que tiene validez legal.

Durante el Escrutinio definitivo, se revisan todos los votos recurridos e impugnados (los votos impugnados son aquellos en que alguna autoridad de mesa o un fiscal denuncian que la persona que concurrió a votar no es la que figura en el padrón, lo que se impugna es la identidad; la consabida “feta de salame” o similar, es un voto nulo, no impugnado).

Una vez hecho esto, se cargan en el sistema de la justicia electoral (que no tiene nada que ver con el de la empresa que hizo el escrutinio provisorio) los datos de TODAS las planillas de TODAS las mesas.

Si los partidos presentan denuncias concretas sobre mesas específicas, se revisan esos datos datos. En MUY POCAS OCASIONES la justicia electoral puede solicitar la apertura de ALGUNA urna para recontar manualmente los votos dentro de la misma, y debe tener indicios claros de que lo que figura en la planilla está mal y es compeltamente insalvable.

Esto está BIEN y es RAZONABLE que así sea.

Si cada vez que una agrupación pierde por un porcentaje relativamente pequeño se abrieran TODAS las urnas, el sistema electoral sería INSOSTENIBLE.

Post scriptum

Escribo esto, relativamente en caliente, el martes 24 de noviembre. Supongo que el Escrutinio definitivo habrá comenzado hoy o, a lo sumo, comenzará mañana. Como se explicó más arriba, aquí se cargan todos los votos, incluidos los recurridos e impugnados, con lo cual el resultado será forzosamente distinto al del escrutinio provisorio. Es de esperarse que sea bastante parecido, al menos en lo porcentual (lo que hoy es 2.8% de diferencia podría ser 2.3% o 3%), pero podría no serlo. De hecho, de haber habido muchos errores de carga (lo cual considero muy improbable), hasta podría revertirse el resultado de la elección.

Si bien mi posición política personal es mucho más cercana al candidato que perdió que al que ganó, me preocuparía realmente mucho si el resultado llegara a revertirse ya que no espero muestras de civilidad por parte de quienes se verían damnificados ante tal escenario y creo que 32 años de democracia y 13 de razonable estabilidad institucional son demasiado más valiosos que un período presidencial de 4 años.

2° Post scriptum

(agregado el 2 de diciembre)

El lunes 30 de noviembre, menos de una semana después de haberse iniciado, se concluyó el Escrutinio definitivo.

Los resultados fueron publicados por la Cámara Nacional Electoral.

Como se preveía, la diferencia porcentual respecto del escrutinio provisorio fue ínfima (2,68% contra 2,80%). En valores absolutos, la diferencia se achicó de 704.860 votos en el provisorio a 680.607 votos en el definitivo.

Me parece que es hora de que los simpatizantes del partido derrotado asuman el resultado y acepten que la población votó de este modo, y de que el partido que debe asumir el gobierno el 10 de diciembre se acostumbre a que los resultados pueden diferir de lo esperado, en uno u otro sentido, y eso no implica que haya habido fraude.

“QZZ 999” + 1 = “AA 000 AA”

Ayer, 8 de octubre de 2014, cuando se cumplían EXACTAMENTE cuatro años de que publicara una entrada al respecto en este mismo blog, se anunció el nuevo esquema de patentes para automotores que se utilizará en Argentina… y en todo el resto del Mercosur.

Patentes-Autos

En aquel post mi cálculo era el esquema actual de patentes en Argentina de tres letras y tres números iniciado en enero de 1995 se acabaría más o menos ahora (mediados de 2014, escribí entonces).

Ayer, 8 de octubre de 2014, cuando se cumplían EXACTAMENTE cuatro años de que publicara una entrada al respecto en este mismo blog, se anunció el nuevo esquema de patentes para automotores que se utilizará en Argentina… y en todo el resto del Mercosur.

Patentes-Autos

En aquel post mi cálculo era el esquema actual de patentes en Argentina de tres letras y tres números iniciado en enero de 1995 se acabaría más o menos ahora (mediados de 2014, escribí entonces).

Visto desde ahora (mientras escribo esto, la patente más nueva vista por los seguidores de Locos x Patentes lleva las letras OIQ, quedan poco menos de 1.800.000 patentes para llegar a QZZ-999.

Si bien ADEFA no está publicando datos de patentamientos en su sitio, podemos hacer una estimación grosera en base a los datos de producción que sí publican, y ver que en 2013 se produjeron menos de 800.000 automotores y hasta agosto de 2014 se produjeron menos que de enero a agosto de 2013.

El mercado en general viene en baja, con lo cual difícilmente se patenten más de un millón y medio de vehículos desde ahora hasta fines de 2015. Dado que, por lo que entiendo, los autos nuevos comenzarán a patentarse con el nuevo modelo desde principios de 2016, podemos decir que “llegamos justito“.

Si bien no siguieron el consejo que yo escribí entonces de agregar una letra y ampliar el esquema actual haciendo que las que tienen tres letras tengan una “A” implícita al principio, sí utilizaron el esquema cuatro letras/tres números que permite 456.976.000 patentes únicas (26 4 x 10 3), número ampliamente suficiente para la Argentina.

El esquema de numeración es similar para las motos, aunque en otro orden. Lo que no me queda claro si el espacio de numeración es el mismo para motos y autos o si son independientes. Esto es, si un automóvil tiene la patente “AB 123 CD” ¿eso quiere decir que no puede existir una moto que tenga la patente con la numeración equivalente “A12 3BCD”?

Patentes-Motos

Ahora bien el hecho de que se utilice para todo el Mercosur me hace pensar que este esquema también será (relativamente) cortoplacista. Según los datos publicados, habría alrededor de 110 millones de automotores hoy en día en el Mercosur. ¿Cuánto tiempo llevará que ese número se cuadruplique? ¿25 años?

Por las imágenes publicadas, aparentemente también se siguió otro consejo que dí en la nota de hace cuatro años acerca de cambiar la tipografía que en las patentes actuales se presta a muchísimas confusiones. Las imágenes publicadas muestran al menos una letra “B” bastante diferente a un número “8”. Habría que ver la “D”, la “O”, la “Q” y algunas otras para ver si son fácilmente diferenciables.

Esas mismas imágenes no muestran cortes u otras ayudas que suelen tener las tipografías más modernas para diferenciar caracteres parecidos, especialmente cuando se están detectando patentes automáticamente desde cámaras (ya sea para control de tránsito, para cobrar peajes o con fines de seguridad). Tampoco se informó si las patentes contendrán algún mecanismo tipo RF-ID para leerlas electrónicamente sin tener que depender de cámaras y mecanismos de detección de caracteres.

DreamHost migra de Debian a Ubuntu

La semana pasada recibí un mail de DreamHost (donde tengo alojada esta página y algunas otras) avisándome que el servidor donde está alojada mi cuenta se iba a actualizar a Ubuntu 12.04.

DreamHost es un proveedor de hosting compartido muy barato (cuanto más lo usás, más barato es ya que tiene un precio fijo de alrededor de US$9 por mes y no tiene límites en cuanto a cantidad de dominios, cuentas de mail, bases de datos, espacio en disco, etc). Una de las cosas que siempre me gustó es que tienen una política bastante abierta en cuanto a problemas generalizados en su sitio DreamHost Status y que los servidores tenían instalado Debian (que era la distribución que yo usaba) y te daban acceso a un shell y no sólo a través de FTP.

Dada la cantidad de servers que tiene DreamHost (entiendo que son decenas de miles), los upgrades de los sistemas operativos de cada uno de estos servidores (que, a su vez, tienen varios cientos de usuarios cada uno) es algo que encaran con bastante cuidado.

Yo recuerdo el upgrade de Debian 3.1 (sarge) a Debian 4.0 (etch) que fue el primero que me tocó vivir y que se hizo bastante tiempo después del release original de etch. Luego hubo otros upgrades a los que les presté menos antención.

La sorpresa este fin de semana fue que en lugar de avisarme que hacían el upgrade de Debian 6.0 (squeeze) a Debian 4.0 (wheezy), el upgrade era a Ubuntu 12.04 (Precise Pangolin).

From Debian To Ubuntu

La semana pasada recibí un mail de DreamHost (donde tengo alojada esta página y algunas otras) avisándome que el servidor donde está alojada mi cuenta se iba a actualizar a Ubuntu 12.04.

DreamHost es un proveedor de hosting compartido muy barato (cuanto más lo usás, más barato es ya que tiene un precio fijo de alrededor de US$9 por mes y no tiene límites en cuanto a cantidad de dominios, cuentas de mail, bases de datos, espacio en disco, etc). Una de las cosas que siempre me gustó es que tienen una política bastante abierta en cuanto a problemas generalizados en su sitio DreamHost Status y que los servidores tenían instalado Debian (que era la distribución que yo usaba) y te daban acceso a un shell y no sólo a través de FTP.

Dada la cantidad de servers que tiene DreamHost (entiendo que son decenas de miles), los upgrades de los sistemas operativos de cada uno de estos servidores (que, a su vez, tienen varios cientos de usuarios cada uno) es algo que encaran con bastante cuidado.

Yo recuerdo el upgrade de Debian 3.1 (sarge) a Debian 4.0 (etch) que fue el primero que me tocó vivir y que se hizo bastante tiempo después del release original de etch. Luego hubo otros upgrades a los que les presté menos antención.

La sorpresa este fin de semana fue que en lugar de avisarme que hacían el upgrade de Debian 6.0 (squeeze) a Debian 4.0 (wheezy), el upgrade era a Ubuntu 12.04 (Precise Pangolin).

From Debian To UbuntuMe puse a revisar el blog de DreamHost y encontré esta entrada de hace más de un año donde explican los motivos del cambio.

Uno de los problemas que tiene Debian es que su ciclo de lanzamientos (release cycle) es irregular y el lanzamiento se hace “cuando está listo”. El otro problema (y el más grave para DreamHost es que una vez que sale una nueva versión de Debian, la versión anterior tiene soporte durante alrededor de un año.

Por el contrario, Ubuntu tiene un ciclo regular de lanzamiento de versiones cada seis meses (en abril y octubre de cada año) y, si bien el tiempo de soporte de una versión “común” es de sólo nueve meses luego de publicada, cada dos años (en abril de los años pares) se publica una versión que se llama de Soporte por un largo período (Long Term Support – LTS). Ubuntu garantiza el soporte de cada release LTS por cinco años desde el lanzamiento, con lo cual, una vez que sale una nueva versión LTS, la versión anterior todavía tiene una vida útil con soporte por tres años más. Esto le brinda a DreamHost un período largo y previsible para hacer los upgrades en forma pausada y controlada.

De hecho cuando el 14 de septiembre de 2014 comenzaron las migraciones de Debian 6.0 a Ubuntu 12.04, ya existía una nueva versión 14.04 LTS (Trusty Tahr), sin embargo, la versión que DreamHost tiene probada (porque empezó a hacerlo a mediados de 2013) es la 12.04.

El domingo pasado se produjo la actualización de mi host y, a propósito, dejé una terminal abierta con un par de comandos significativos el domingo a la tarde:


baby@dellores:~ $ ssh upson.dreamhost.com
                         
  _  _ _ __ ___ ___ _ _  
 | || | '_ (_-</ _ \ ' \ 
  \_,_| .__/__/\___/_||_|
      |_|                
 Welcome to upson.dreamhost.com

Any malicious and/or unauthorized activity is strictly forbidden.
All activity may be logged by DreamHost Web Hosting.

baby@upson:~ $ w
 13:19:28 up 209 days, 26 min,  1 user,  load average: 3.17, 5.78, 7.80
USER     TTY      FROM              LOGIN@   IDLE   JCPU   PCPU WHAT
baby@upson:~ $ cat /etc/issue
Debian GNU/Linux 6.0 \n \l

baby@upson:~ $ lsb_release -a
No LSB modules are available.
Distributor ID:	Debian
Description:	Debian GNU/Linux 6.0.6 (squeeze)
Release:	6.0.6
Codename:	squeeze
baby@upson:~ $ uname -a
Linux upson 2.6.32.45-grsec-2.2.2-r3 #8 SMP Mon Oct 10 13:33:17 PDT 2011 x86_64 GNU/Linux
baby@upson:~ $ 
Broadcast message from root@upson (Sun Oct  5 20:42:19 2014):

The system is going down for reboot NOW!
Connection to upson.dreamhost.com closed by remote host.
Connection to upson.dreamhost.com closed.

y el lunes a la mañana volví a conectarme y probé los mismos comandos:

baby@dellores:~ $ ssh upson.dreamhost.com
                                   
                                   
 m   m  mmmm    mmm    mmm   m mm  
 #   #  #" "#  #   "  #" "#  #"  # 
 #   #  #   #   """m  #   #  #   # 
 "mm"#  ##m#"  "mmm"  "#m#"  #   # 
        #                          
        "                          

The programs included with the Ubuntu system are free software;
the exact distribution terms for each program are described in the
individual files in /usr/share/doc/*/copyright.

Ubuntu comes with ABSOLUTELY NO WARRANTY, to the extent permitted by
applicable law.

baby@upson:~ $ w
 09:24:32 up  8:03,  1 user,  load average: 5.28, 5.06, 5.05
USER     TTY      FROM              LOGIN@   IDLE   JCPU   PCPU WHAT
baby@upson:~ $ cat /etc/issue
Ubuntu 12.04.5 LTS \n \l

baby@upson:~ $ lsb_release -a
No LSB modules are available.
Distributor ID:	Ubuntu
Description:	Ubuntu 12.04.5 LTS
Release:	12.04
Codename:	precise
baby@upson:~ $ uname -a
Linux upson 3.2.61-grsec-modsign #1 SMP Tue Aug 12 09:58:26 UTC 2014 x86_64 x86_64 x86_64 GNU/Linux
baby@upson:~ $ 


En principio todo lo razonable funciona OK. Tuve (como con cada upgrade) algún problema con la wiki que instalé a mano y que es afectada por los upgrades de Python (esto me pasaba también con los upgrades de Debian), pero supongo que lo arreglaré en estos días.

¿Pásguord? ¿Guat pásguord?

Aprovecho que mi amigo Mauricio me conminó a escribir algo por él utilizando el clásico método del halago en un comentario de féisbuc para revivir este blog con un articulito corto y conciso.

La pregunta es ¿cómo elegir una buena password? Si uno no está utilizando ninguna ayuda tecnológica para guardar las claves que uno utiliza en distintos lugares como KeePass, LastPass o 1Password (cosa que recomiendo fervientemente, pero es tema para otro artículo), las passwords deberían ser fáciles para uno de recordar (y tipear) y difíciles de adivinar para una computadora que podría tener alguna información sobre vos.

password security

Aprovecho que mi amigo Mauricio me conminó a escribir algo por él utilizando el clásico método del halago en un comentario de féisbuc para revivir este blog con un articulito corto y conciso. password security

La pregunta es ¿cómo elegir una buena password? Si uno no está utilizando ninguna ayuda tecnológica para guardar las claves que uno utiliza en distintos lugares como KeePass, LastPass o 1Password (cosa que recomiendo fervientemente, pero es tema para otro artículo), las passwords deberían ser fáciles para uno de recordar (y tipear) y difíciles de adivinar para una computadora que podría tener alguna información sobre vos.

Sin hacer ni remotamente un análisis serio sobre el tema, valga decir que, en principio, cuanto más larga es una clave, más difícil es de adivinar por una computadora, al menos utilizando un mecanismo de fuerza bruta (esto es, probar a lo bestia combinaciones de caracteres hasta dar con uno que funcione).

¿Cómo adivina una clave una computadora?

Si bien hay varias formas, el método más simple para una computadora para adivinar claves es aprovecharse de la velocidad de cálculo de la computadora y utilizar lo que se llama mecanismos de fuerza bruta.

En su forma más básica sería ir probando en orden:

  • A
  • AA
  • AB
  • AC
  • AD
  • AZ
  • B
  • BA
  • BB
  • ..

Eventualmente, va a encontrar todas las combinaciones posibles. Podría empezar en «AAAAAAAA» suponiendo que la longitud mínima es ocho caracteres. Con este método, utilizado en forma pura queda claro que, cuanto más larga es nuestra clave, más difícil es de descubrir.

Con una ayudita del atacado

En general el mecanismo de fuerza bruta puro casi no se utiliza o se deja como último recurso, ya que la gente tiende a utilizar palabras comunes o datos más o menos personales.

Posiblemente lo peor que uno pueda hacer es utilizar una palabra común como password ya que, por más larga que sea, lo más posible es que esté en un diccionario, ya sea «gastroenterologo», «prestidigitation», «Иллюзионист» o «טראַפּעז» y la computadora puede probar con todas las palabras de todos los diccionarios que tenga, rápidamente.

Muchas computadoras cuentan, además, con información que nosotros les dimos, ya sea directa o indirectamente, consciente o inconscientemente como ser, nuestra fecha de nacimiento, nuestro aniversario de bodas, nuestro número de documento, los nombres de nuestros hijos, mascotas, cónyuges, amantes, padres, primos, etc.

Una clave más larga que…

Una primera opción sería poner claves muy largas pero que nos sean fáciles de recordar, como ser un par de versos de una canción o una poesía que nos gusta, una línea de un personaje en una película, etcétera, por ejemplo: «Muchacha ojos de papel, no corras mas, quedate hasta el dia» o «Me parecio ver un lindo gatito, Es cierto! es cierto! He visto un lindo gatito».

Una condición para poder utilizar este tipo de claves es ser un buen tipista, como su servidor, ya que si uno no fue a la Pitman y sólo tipea con dos dedos buscando durante dos segundos la mitad de las letras en el teclado, ingresar la clave va a ser una tortura. Por otra parte, aun tipeando treinta palabras por minuto o más, si la clave se utiliza con cierta frecuencia o se debe ingresar en un dispositivo móvil con un teclado virtual en una pequeña pantalla que no se presta a la velocidad, termina siendo también una tortura.

En mi caso, yo utilizo estas claves muy largas para guardar otras claves dentro de KeePass o para guardar las claves privadas que me dan acceso desde mi computadora a otras sin tipear la clave, es decir, que una clave muy larga tipeada una vez, me da acceso a un montón de lugares sin volver a tipear una clave durante una sesión.

Cortala un poco, querés

Otra posibilidad, para no desgastar tanto los dedos es utilizar una clave más corta (sin exagerar, en principio una clave jamás debería tener menos de ocho o diez caracteres) es utilizar el mismo mecanismo de memoria, pero abreviarlo como proponía Mauricio en su comentario, poniendo sólo las letras iniciales de esas palabras. Así nuestros ejemplos podrían pasar a ser «Modp,nc+,qhed» y «Mpv1lg_Ec!ec!hv1lg». Notar que estas claves, si bien tienen una longitud más corta que las otras, sólo pueden ser atacadas con un mecanismo de fuerza bruta en el que las “ayudas” que pueda tener dicho mecanismo que vimos más arriba como ser: buscar palabras comunes de un diccionario primero, o utilizar datos significativos si se sabe algo de ustedes como fecha de nacimiento, aniversarios, números de documentos o nombres de las mascotas; serían inútiles.

Qué teclas usar (y cuáles no)

Conviene que la clave tenga una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y quizás algun símbolo (como un punto, un espacio en blanco, un guión, etc). En algunos casos, hay sitios de internet que nos obligan a utilizar esto; cada vez es más común que si la clave no tiene al menos una letra mayúscula, una letra minúscula, un dígito numérico y al menos ocho caracteres, el sitio no la acepte cuando la tratamos de crear.

Dicho esto, hay caracteres que es conveniente evitar ya que no todos los sistemas los interpretan igual: las letras con acento, la eñe, los símbolos de apertura interrogación y admiración y otros que no están entre los que son comunes a todos los idiomas.

El problema con estos caracteres es que si bien existe y normalmente se utiliza un estándar internacional que soporta todos los caracteres utilizados en todos los idiomas en uso, no siempre esto está bien configurado en los servidores y en los clientes, y la posibilidad de que en algún momento tengamos que tipear la clave en una computadora, tableta o teléfono que no esté bien configurado y en consecuencia no podamos ingresar la misma correctamente es motivo suficiente para evitarlos.

Una lista razonable de los caracteres que conviene usar en una password es:

  • Todas las letras mayúsculas y minúsculas del alfabeto inglés (o, si preferimos no hacer referencia a otro idioma, del alfabeto español sin la eñe)
  • Los diez dígitos del 0 al 9
  • El punto, la coma, punto y coma, dos puntos, paréntesis, corchetes, llaves, guión bajo, signos más, menos e igual, barras diagonales y vertical, asterisco, porcentaje, numeral, signo pesos, arroba, signo de admiración e interrogación que cierra (no el que abre), signos de menor y mayor, el símbolo ampersand y el espacio en blanco

Hay que tener cuidado con las comillas dobles y simples (ya que, a veces se transforman en comillas orientadas, que diferencian la que abre de la que cierra), los guiones, que a veces se transforman en guión “ancho” o doble, etc.

Finalmente se terminó haciendo un poco largo, pero espero que la nota todavía sea legible por cualquiera.

The Oatmeal – “una de abogados”

Esta nota comenzó como un pequeño post en Google+ hace unos días, sin embargo, la historia sigue creciendo alocadamente. Como ya no daba para seguir agregando información en ese post, me decidí a escribir un resumen de lo que voy leyendo del tema.

The Oatmeal es una página de humor (en inglés y usualmente intraducible) que tiene desde comics tontos (pero divertidos) hasta observaciones agudas sobre el manejo del copyright en internet, pasando por alabanzas a científicos que lo merecen.

Your mother and the kodiak bear

Esta nota comenzó como un pequeño post en Google+ hace unos días, sin embargo, la historia sigue creciendo alocadamente. Como ya no daba para seguir agregando información en ese post, me decidí a escribir un resumen de lo que voy leyendo del tema.

No sé si conocen The Oatmeal. Es una página de humor (en inglés y usualmente intraducible) que tiene desde comics tontos (pero divertidos) hasta observaciones agudas sobre el manejo del copyright en internet, pasando por alabanzas a científicos que lo merecen.

Capítulo 1: Masticando bronca

El autor, Matthew Inman, se quejó hace alrededor de un año (mediados de 2011) de que un sitio llamado FunnyJunk.com, cuyo contenido consiste en cosas graciosas subidas por sus usuarios, tenía copia de prácticamente todo el contenido de The Oatmeal, sin links al sitio de origen y, en muchísimos casos, con el texto que referencia a su autor borrado (esto es generalmente en un dibujo, para lo cual es necesario editar la imagen y borrarle las referencias, no es algo que “te olvidaste de copiar“.

En ese post, Inman describe el “modelo de negocio” de FunnyJunk.com de la siguiente manera:

  1. Buscar imágenes divertidas en internet
  2. Alojarlas en FunnyJunk.com
  3. Desparramarle publicidad por todos lados
  4. Si alguien reclama por infracción al derecho de autor (Copyright) levantar los brazos al aire y exclamar “¡Fueron nuestros usuarios quienes subieron tus imágenes! ¡Nosotros no tenemos nada que ver! ¡Somos inocentes!
  5. Cobrar cheques de seis dígitos (en dólares) por poner publicidad sobre el material de otros artistas

En esa misma nota dice que alrededor de un año antes (supongo que a mediados de 2010) se puso en contacto con los administradores de FunnyJunk.com quejándose de varios comics de su autoría que habían sido subidos allí sin darle crédito ni poner un link hacia su sitio. Si bien sacaron esas imágenes, durante el año transcurrido desde entonces hasta el momento de ese post, habían subido practicamente todo el contenido de The Oatmeal a FunnyJunk.com.

Aquella queja de Inman era más bien retórica… se preguntaba si debía enviar órdenes de “cesar y desistir” cada vez que encontrase imágenes cuyos derechos le pertenecían, pero termina diciendo (más o menos): “Entiendo que tratar de atacar las violaciones del derecho de autor en internet es más o menos como adentrarse en la jungla vietnamita en 1964 y pedirles a todos que por favor utilicen pistolas de agua. Sé que si FunnyJunk desaparece, apareceran otros cincuenta clones del sitio al día siguiente, pero sentía que tenía que decir algo acerca de lo que están haciendo“.

Capítulo 2: La venganza de FunnyJunk

A los pocos días de publicado ese post, Matthew Inman publicó otro, contando que el administrador de FunnyJunk envió un mensaje a cada uno de sus usuarios que decía más o menos lo siguiente:

¡The Oatmeal quiere demandar a FunnyJunk y cerrar el sitio! Él cree que sólo somos sucios ladrones de contenido, que FJ no tiene miembros reales y que sólo es un robot que roba contenidos.

Andá a http://funnyjunk.com/funny_pictures/2156824/The+Oatmeal+hates+us/

¡Contactá a Oatmeal de la manera que puedas!

aquí http://theoatmeal.com/pages/contact
y aquí http://www.facebook.com/theoatmeal

¡Mostrale estos links!

Inman cuenta que su casilla de mensajes y su cuenta de facebook se lleno con miles de mensajes de usuarios de FunnyJunk puteándolo en todos los idiomas. Contestó los mensajes con esta carta.

El administrador de FunnyJunk quitó todo el contenido que decía “The Oatmeal” en el título, pero no las copias que que no lo tenían (es decir, las que ni siquiera nombraban el origen del contenido). En el post, Inman le pasa una lista del material copiado de su sitio que en ese momento permanecía alojado en FunnyJunk.

A los usuarios de FunnyJunk les dice: “Nunca tuve planes de demandar a FunnyJunk ni cerrarlo; sólo pedí que borren los comics que me robaron – su administrador es un tarado que elige sus palabras con el mismo cuidado que una mula elige dónde cagar“.

Capítulo 3: La carta de Carreon en nombre de FunnyJunk

Los primeros días de junio, Matthew Inman recibe una carta de Charles Carreon, abogado teóricamente especialista en internet que obtuvo fama en el caso del dominio sex.com.

La carta acusa a Inman de difamación (debido a los posts anteriores) y lo intima a borrar toda referencia a FunnyJunk de su sitio y ¡pagarle a FunnyJunk la suma de US$ 20.000! en concepto de resarcimiento o algo así.

Capítulo 4: “Mirá lo que hago con tu carta y la guita”

Si bien, cualquier estadounidense medio habría reculado ante una amenaza legal así, dado que está en un sistema donde aun cuando tengas razón, tenés que gastar un fangote de guita en honorarios de abogados para defenderte de un ataque así, el amigo Inman, por decirlo de algún modo, se la mandó a guardar.

Inman, en ese post comienza comentando el contenido en general de la carta (y pone el link a la misma) y dice:

No quiero entramparme en el sinsentido de los tribunales. No quiero pagarle guita a mi abogado. ¿No extrañan la época en la que posteaba dos comics por semana en lugar de estar refutando a Forbes y tratando con mierda como esta?

Yo también.

A continuación anota y comenta el contenido de la carta para pasar a la sección en la que explica cómo va a tratar este tema:

¿Ustedes quieren que YO les pague a USTEDES US$20.000 por hostear MIS comics sin licencia en SU sitio de mierda durante los últimos tres años?

No, Tengo una idea mejor:

  1. Voy a tratar y juntar US$20.000 en donaciones
  2. Voy a sacarle una foto al dinero obtenido
  3. Les voy a enviar por correo esa foto junto con este dibujo de su mamá seduciendo a un oso Kodiak
  4. Your mother and the kodiak bear

  5. Voy a agarrar el dinero y donar la mitad a la National Wildlife Federation (Federación Nacional por la Vida Silvestre) y la otra mitad a la American Cancer Society (Sociedad Norteamericana del Cáncer).

FunnyJunk:

No quiero escribir replicas como esta nunca más.

No quiero pasar el próximo año atado en mierdas legales con ustedes.

Sólo quiero hacer comics.

Consideren que esta es mi forma filantrópica y de espíritu amable de decirles: ¡Váyanse a la mierda!

Y armó una colecta en indiegogo a la que llamó: “AmarOsos Bueno. Cáncer Malo (BearLove Good. Cancer Bad)” en la que solicita donaciones para juntar los US$20.000 y hacer precisamente lo que dijo.

Éxito de la colecta

Los US$20.000 que eran el objetivo de la colecta los juntó en los primeros… ¡¡64 minutos!!. Uno o dos días después ya había juntado más de US$100.000 y mientras escribo esto (el 20 de junio) lleva más de US$200.000 (la colecta termina a medianoche del 25 de junio).

Capítulo 5: El boga se puso de la chapa

Si bien el abogado Charles Carreon se define a sí mismo como especialista en internet, claramente no conoce cómo funciona internet socialmente. En lugar de joderse, callarse la boca y esperar que el asunto se desvanezca lentamente, ignorante del llamado “Efecto Streisand“, echó más leña al fuego e inició él mismo en su nombre (no ya de su cliente, FunnyJunk, que posiblemente haya preferido recular antes de meterse en un berenjenal inmanejable) una demanda insólita en donde no sólo demanda a Matthew Inman y el sitio The Oatmeal, si no también a indiegogo y (descabelladamente) ¡a la National Wildlife Federation y la American Cancer Society! amén de “otros no nombrados aún” que incluye a quienes, según él, han intentado hackear su sitio y le han enviado mensajes de odio y amenazas y hasta creado perfiles apócrifos en twitter (@Charles_Carreon, @CharlesCarreon, etc).

Carreon publicó la demanda en su propio sitio y sigue adelante con ella contra toda lógica.

Decenas de abogados se ofrecieron a defender a Inman pro bono, sin embargo, silenciosamente, Inman convocó a Venkat Balasubramani para responder legalmente a la demanda.

Bibliografía

La historia, desde el punto de vista legal, la están siguiendo varios blogs dedicados al (abuso del) derecho.

En particular, Ken White, un abogado de California que mantiene un blog que solía ser anónimo llamado PopeHat escribió una serie de (hasta hoy) cinco artículos sobre el tema (lamentablemente, están en inglés y no tengo el tiempo ni la capacidad para traducirlos):

  1. The Oatmeal v. FunnyJunk, Part I: Hey, Did Somebody Say Something Was Going On With The Oatmeal? (Hey ¿Alguien dijo que pasaba algo con The Oatmeal?)
  2. The Oatmeal v. FunnyJunk, Part II: How Dare You! That’s The Wrong Kind of Bullying! (¡Cómo te atrevés! ¡Esa forma de acoso está mal!)
  3. The Oatmeal v. FunnyJunk, Part III: Charles Carreon’s Lifetime-Movie-Style Dysfunctional Relationship With the Internet (La relación disfuncional de toda la vida “como en las películas” de Charles Carreon con internet)
  4. The Oatmeal v. FunnyJunk, Part IV: Charles Carreon Sues Everybody (Charles Carreon demanda a todos)
  5. The Oatmeal v. FunnyJunk, Part V: A Brief Review of Charles Carreon’s Complaint (Una breve reseña de la demanda de Charles Carreon)

Kevin Underhill tiene un blog llamado Lowering the bar (Legal humor. Seriously) que podría traducirse como “Bajar la barra (Humor legal. En serio)” (también incluye un juego de palabras porque la Barra es el equivalente estadounidense al Colegio de Abogados). En su blog publicó estas notas acerca del caso:

Esta historia ya tiene una entrada en Wikipedia (bien podría ponerme a traducirla para Wikipedia en español).

Una buena experiencia / A nice experience

Recomiendo el sitio www.apartmentriorent.com para alquilar departamentos de vacaciones en Rio de Janeiro

I recommend the website www.apartmentriorent.com for vacation apartment rental in Rio de Janeiro


See below for an English translation

Ahora que cualquier tarado (como yo) puede publicar fácilmente en internet se ha hecho fácil (y frecuente) denunciar a personas o empresas que se dedican a estafar, especialmente (aunque no necesariamente) a través de la web.

Lamentablemente, no es tan frecuente ni común lo contrario: expresar la satisfacción por un servicio bien prestado. Esto hace que las empresas o la gente que comercializa sus bienes y servicios a través de la red no pueden mostrar fácilmente que trabajan bien y de buena fe.

En parte esto se debe a que cuando uno se siente estafado trata, por todos los medios, de resarcirse (o, más bien, vengarse) tratando de, al menos, dar mala publicidad al sitio o persona que lo engañó; pero cuando uno se siente bien tratado, no siempre siente la necesidad de clamarlo a los cuatro vientos o, al menos, la pereza es mayor que dicha necesidad.

Dado que el mes pasado tuve una de estas buenas experiencias, voy a aportar mi granito de arena para revertir esto.

A fines de 2010 pensamos en tomarnos unas vacaciones familiares en Rio de Janeiro, ciudad que conocí en mi adolescencia y que siempre me fascinó. De mi familia (mi esposa, tres hijos adolescentes y yo) el único que conocía la ciudad era yo. Pese a que el tipo de cambio es francamente desventajoso para nosotros en este momento, dado que las cosas nos iban razonablemente bien, decidimos hacerlo de todos modos.

Habiendo conseguido pasajes de avión a precio razonable, el precio del hotel seguía siendo un problema. Un hotel de tres estrellas sobre la playa de Ipanema superaba los US$600 diarios (una habitación doble para nosotros una triple para los chicos). Hay que considerar que los chicos son dos varones de 20 y 16 años (este último mide casi 1,90m) y una nena de 13, con lo cual el tema de pasarse 10 días compartiendo la habitación no era especialmente feliz para ellos.

Por eso empezamos a averiguar para alquilar un departamento. Tanto nuestra agente de viajes como varios sitios en internet alertan acerca de las estafas que se realizan con esto, donde uno paga una reserva y llega a Rio sólo para enterarse de que el departamento no existe o su propietario no había autorizado la operación.

De todos modos, nos pusimos a buscar recorriendo, entre otras, las siguientes páginas:

De la única que conseguimos alguna referencia (muy buena) en internet fue la primera, sin embargo, tardaron mucho en contestarnos el mail y lo que nos ofrecieron era muy caro.

De todas las demás que consultamos, la única en la que nos contestaron razonablemente fue www.apartmentriorent.com. Si bien no tenía disponibilidad en la fecha que nosotros queríamos del departamento que habíamos elegido, nos ofreció otro que, si bien estaba en Copacabana (y nosotros preferíamos Ipanema), tenía todas las comodidades que queríamos y más: 4 dormitorios, todos en suite (es decir, cada uno de mis hijos podría tener su propio dormitorio y su propio baño), internet con wifi, terraza propia con piscina y parrilla, ubicado a 100m del mar y el precio era R$580 por noche (alrededor de US$340, casi la mitad que el hotel con la habitación compartida para los tres “niños“). La persona que nos contestaba los mails era un tal Vincenzo Capasso y hacía referencia a un contacto local llamado Enrico Pinucci. Dado que el sitio www.apartmentriorent.com es bilingüe (inglés/italiano) y los nombres de ambas personas, con mi natural perspicacia, deduje que eran italianos. :-P

Al no haber conseguido ninguna referencia buena del sitio o Vincenzo o Enrico, estabamos preocupados; por otra parte, pese a haber buscado tanto el sitio como cada una de las personas asociadas a engaños, estafas y cosas similares, tampoco había encontrado nada y eso era un buen signo; también lo era que el dominio tuviera más de dos años y que el anticipo se pudiera pagar con PayPal.

Finalmente, pusimos todo en la balanza y decidimos correr el riesgo. Como nuestro vuelo llegaba a Rio por la noche, reservamos el departamento a partir del día siguiente al mediodía y para la primera noche contratamos dos habitaciones en un hotel barato cercano al departamento (utilizando el servicio confiable de www.hotels.com). Si bien la perspectiva de perder los €480 que pagamos de reserva (vía PayPal) no me gustaba, lo que realmente me preocupaba era llegar a Rio por la noche y no tener donde dormir; la noche en el hotel nos permitía, en caso de que fuéramos estafados, conseguir alojamiento durante el día.

Con toda la ilusión (y algunas preocupaciones), finalmente llegamos a Río esa noche. Al dia siguiente por la mañana llamo al celular de Enrico Pinucci y, para mi tranquilidad me atiende y está al tanto de la operación. Nos encontramos con él en la puerta del edificio, subimos, firmamos un contrato, le pagué el saldo del alquiler, le dejé US$300 como depósito de garantía y tomamos posesión sin ningún inconveniente. Ya nuestros miedos se habían esfumado.

Hasta aquí, lo básico. El sitio www.apartmentriorent.com es legítimo y Vincenzo Capasso y Enrico Pinucci no son estafadores.

De todos modos, lo que me motiva a escribir esto es que eso fue sólo el comienzo. Todas las sorpresas que tuvimos fueron positivas:

  • Si bien no estaba especificado, Enrico nos dijo que vendría una chica (que conocimos al tomar posesión) dos veces durante los 10 días de nuestra estadía
  • Además de los baños en cada una de las habitaciones, había un quinto baño que daba al living en el cual la ducha fue reemplazada por un lavarropas, con lo cual podíamos lavar la ropa en el departamento sin tener que ir a un lavadero pago
  • El primer día descubrimos que el aire acondicionado de uno de los dormitorios no enfriaba. Lo llamé a Enrico y quedó en pasar al día siguiente. Cuando vino, ya había llamado al servicio técnico que, luego de trabajar arduamente durante más de una hora, reparó el equipo
  • Al comer por primera vez en el departamento notamos que sólo había dos cuchillos (más algunos para asado). Enrico compró cubiertos nuevos mientras reparaban el aire acondicionado
  • Luego de unas lluvias intensas el agua de la piscina se puso verde, Enrico mandó al día siguiente a su ayudante (que también había venido el día que repararon el aire acondicionado) para que la limpie

Finalmente, el día que debíamos devolver el departamento, Enrico vino y, aun antes de revisar el estado en que había quedado o si faltaba alguna cosa, me devolvió el depósito de garantía.

En resumen, si alguien desea alquilar un departamento para unas vacaciones en Rio de Janeiro, no puedo más que recomendar que utilice el sitio www.apartmentriorent.com. Seguramente no es el único bueno y confiable, pero el próximo que busque referencias en internet, espero que las encuentre aquí.



Ver arriba la versión original en español

Now that any moron (like myself) is able to publish in the internet, it’s become easy (and frequent) to complain about people or companies that scam the inocent people usually (though not always) through the web.

Regrefully, it is not that frequent or common the opposite: to express satisfaction for a nice service. This turns to be somehow hard for small companies or people that sell goods or servicies through the wab and can’t easily show that they work nicely and fairly.

This is in part because when you feel scammed, you try by any means to get payback (or, more often, revenge) trying to at least draw some bad publicity to the site or person who scammed you; but when you are treated well, you not always feel the urge to voice it out loud or, at least, lazyness is greater than that urge.

Given that last month I had one of those nice experiencies, I’ll try to do a little to revert that trend.

An the end of 2010 we thought about some family vacation in Rio de Janeiro; I visited the city when I was a teenager and was always fascinated by it. I was the only one in my family (wife, three teenage sons and me) who knew the city. Even when the exchange rate is really bad for us in Argentina right now, since we were doing pretty well, we decided to go anyway.

We got plane tickets at a reasonable price, but hotel accomodation prices were still a problem. A three star hotel facing Ipanema beach was over US$600 for a double room for my wife and me and a triple room for the children. You have to consider that the children are two boys 20 and 16 years old (the latter is over 6’2″) and a girl 13 yo, so spending 10 days sharing a room was not a very happy perspective for them.

So, we started looking for an appartment to rent. Our sales agent and several websites alerted us about scams usually perpetrated with vacation rentals, especially in Rio, where you pay an advancement and get to the city only to discover that the apartment doesn’t exist or it’s owner didn’t authorize the rental.

Anyway, we started browsing, among others, the following sites:

The only one for which we could get some reference (a very good one) on the web was the first one; however, they took a very long time answering our mail and what they offered was too expensive for our budget.

Among all the other ones to which we wrote, the only one for which we got a reasonable answer was www.apartmentriorent.com. They didn’t have the apartment we chose in the date we were traveling, but they offered an alternative that, even when it was located in Copacabana (and we preferred Ipanema), had all the features we wanted and more: 4 bedrooms, all with their own bathroom (that is each of my kids would have his/her own bedroom and his/her own bathroom), wireless internet access, private terrace with pool and grill, located 100m away from the beach and the price was R$580 (about US$340, bearly more than half the price of the hotel with the shared room for the three “children“). The person answering our mails was one Vincenzo Capasso and he referred to a local contact called Enrico Pinucci. Given that the site www.apartmentriorent.com was bilingual (English/Italian) and the names of both persons, I cleverly deduced that they were Italian.

As we couldn’t get any good reference of the website or Vincenzo or Enrico, we were worried; on the other hand, even when I tried to google either the site or the persons with relation to scams or the like, I had not found anything and that was a positive thing; it also was positive that the domain was more than two years old and that I could make the advance payment via PayPal.

Finally, we decided to take the chance. As our flight arrived in Rio by night, we reserved the apartment starting on the following day and booked the first night on a budget hotel near the apartment via www.hotels.com. Even when I didn’t like the posibility of loosing the €480 advance we payed via PayPal, what worried me most was to arrive in Rio by night and not have a place to sleep; the night in the hotel would allow us to find another place to stay during the day if we were scammed.

With all our illusions (and some worries), we finally got to Rio that night. The following morning I called Enrico Pinucci‘s cellphone and, thankfully, he exists and is aware of the rental. We arrange to meet at the door of the building and did so. We went up, signed a contract, I payed the rest of the rental, left a warranty deposit of US$300 and took posession hassle free. All our fears were gone.

So far, this was it. The website www.apartmentriorent.com is legit and Vincenzo Capasso and Enrico Pinucci are not scammers.

Anyway, what motivates me more to write this is that it was only the beginning. The surprises we got then were all positive:

  • Even when it was not specified, Enrico introduced us to the maid who would come twice during our 10-day rental period
  • Besides the bathrooms in every bedroom, there was a fifth badroom where the shower was replaced by a washing machine, so we could do our laundry there and wouldn’t have to pay for it
  • The first day we discovered that the air conditioning in one of the bedrooms wouldn’t refrigerate. I called Enrico and he said he’d be there the following morning. When he came, he’d already called the tecnicians who, after working hard for over an hour, repaired the air conditioner
  • When we eat for the first time in the appartment we noticed there were only two knifes (plus some more for preparing a barbacue). While the guys were repairing the air conditioning, Enrico bought new eating utensils
  • After some heavy rain, the swimming pool’s water turned green. Enrico sent the handyman to clean it up the day after

Finally, on the day we had to release the apartmente, Enrico came and, even before checking the state of the apartment or if there was anything missing, he game me back the warranty deposit.

To sum it all up, if you wish to rent a vacation apartment in Rio de Janeiro, I can only recommend you to do it through www.apartmentriorent.com. For sure it’s not the only one good and trustworthy, but at least, I hope the next person searching for internet references about them can find them here.

Hot patches

Ok, agrego algo que parece relacionado con el sexo en el título, una foto engañosa y ya tengo su atención ¿no?. Bueno, lamento desilusionarlos, pero no se trata de eso.
Hot patches

Comencé a probar el Ksplice . Un producto/servicio que permite aplicar parches de seguridad al kernel de linux sin rebootear el equipo.

Ok, agrego algo que parece relacionado con el sexo en el título, una foto engañosa y ya tengo su atención ¿no?. Bueno, lamento desilusionarlos, pero no se trata de eso.
Hot patches

La semana pasada, me crucé en twitter con el Ksplice . Un producto/servicio que permite aplicar parches de seguridad al kernel de linux sin rebootear el equipo.

La información que aparece a primera vista en el sitio es un poco muy marketinera (bueno, al nivel de márketing que se puede llegar si estamos hablando del kernel de un sistema operativo y no de una aplicación para usuarios finales), pero, por suerte, navegando un poco se encuentra fácilmente un paper presentado en 2009 en una conferencia de la ACM/SIGOPS (que todavía estoy leyendo).

Si bien Ksplice cuesta entre US$3 y US$4 por server por mes, para las versiones desktop de Ubuntu y para Fedora, el servicio es gratuito, así que lo instalé en mi Ubuntu Desktop.

Se instaló un “chequeador de updates” (en python) que corre una vez al día via cron, un daemon “Ksplice Uptrack Manager” que interactúa visualmente (en forma similar al “Update Manager” de Ubuntu), un repositorio apt-get para las actualizaciones y algunas cosas más.

Ayer finalmente apareció un update de seguridad en el kernel de mi Ubuntu, el Update Manager lo instaló pero no me pidió rebootear, con lo cual en mi compu seguía corriendo el kernel anterior (con las vulnerabilidades).

Ksplice Uptrack Manager antes de aplicar el updateHoy a la mañana, cuando llegué, el Ksplice Uptarck Manager me avisó que tenía 4 parches de seguridad para aplicarle a mi kernel (los tres nombrados en el Ubuntu Security Notice USN-1023-1 y uno más) mediante un signo de admiración sobre su iconito en el system tray.

Simplemente apreté el botón Install all updates y los mismos se instalaron sin ningún inconveniente. Ksplice Uptrack Manager antes de aplicar el update

Revisé y el kernel que estaba corriendo era el viejo, sin embargo, el mismo tiene aplicados los parches de seguridad del nuevo kernel.

La próxima vez que rebootee, se cargará automáticamente el nuevo kernel, pero, mientras tanto, funcionalmente, es como si ya estuviera instalado.

Lo seguiré probando algún tiempo, pero tengo la sospecha de que, especialmente para los servidores, vale la pena aún pagar cuatro dólares mensuales por server para no tener que estar rebooteando los mismos cada vez que sale un parche de seguridad para el kernel.

Y después de QZZ-999 ¿qué?

Hace unos días tuve un diálogo en Twitter a raíz de una pregunta que tiró mi amigo Mauricio:

@mau_bs_as Que se acaba primero? Las patentes argentas o las direcciones IPv4?
@el_baby @mau_bs_as yo hace tiempo tengo una propuesta “simple” de extensión de la numeración de las patentes sin obligación de cambiar las actuales
@mau_bs_as @el_baby ¿Cómo sería?
@el_baby @mau_bs_as agregás 1 letra al principio. Las patentes actuales (LLLNNN) ahora son ALLLNNN sin necesidad de “cambiarlas”
@el_baby @mau_bs_as La “A” a la izquierda equivale a un “0 a la izquierda”
@el_baby @mau_bs_as Podés multiplicar por 26 la cantidad de patentes actuales
@el_baby @mau_bs_as y es “backward compatible”
@el_baby @mau_bs_as es mucho más barato que el pase de IPv4 a IPv6 [aunque menos ambicioso]

Me decidí a formalizar la propuesta en castellano traduciéndola del twituñol… pasen y lean.

Mi amigo Mauricio se preguntaba hace veinte días ¿qué se acabará primero, las direcciones IPv4 o las patentes argentinas?

Se acaban las IPs

Parece que en uno o dos años finalmente llegará el tan preanunciado fin de las direcciones IPv4 de internet (ya hace más de 15 años que “se acaba en los próximos 5 años“, pero desde hace poco, parece que “se acaba el año que viene“).

OK, es un espacio finito, fue planeado hace casi 30 años cuando no sólo a nadie se le ocurriría pensar que podía haber una computadora (o más) en cada hogar… mucho menos se les podía ocurrir que gran parte de la humanidad tendría teléfonos móviles personales y que estos también tendrían asiganda una dirección IP.

Dentro de todo, y con no pocos malabarismos de por medio, el espacio de direcciones IPv4 se la habrá por 30 años si llegamos a septiembre de 2011.

La solución

La única solución viable parece ser migrar a IPv6 que se comenzó a diseñar alrededor de 1993 y se publicó en 1998. Entre otros cambios, el más significativo es que utiliza direcciones de 128 bits en lugar de 32 bits como IPv4.

Si bien desde su concepción, IPv6 se planteó con un plan de migración, la misma ha sido lenta y, a medida que se comience a forzar debido al agotamiento de las direcciones IPv4, será dolorosa.

Se acaban las patentes

PatenteAhora bien, las “nuevas“ patentes de los automotores en Argentina debutaron en enero de 1995 y ya le quedan sólo 3 ó 4 (a lo sumo 5) años más de vida.

Para colmo, hay que reconocer que en 1994 debería haber sido más previsible el crecimiento del parque automotor argentino en 20 años de lo que en 1981 podría haber sido el crecimiento de internet (que de hecho, no existía ni se llamaba así en esa época) en 30.

El sistema de patentes en Argentina consiste en tres letras seguidas de tres números. Como se utiliza el alfabeto inglés (26 letras, sin eñe), esto da un total teórico de 17.576.000 de patentes únicas (26 3 x 10 3).

Fuera de los “autos mellizos“ los números de patente no se reutilizan aun cuando un vehículo sea completamente destruido y dado de baja legalmente.

Algunos números

Más aún, las patentes que comienzan con la letra “R“ hasta “Z“ se reservaron para repatentar vehículos que ya habían sido patentados hasta diciembre de 1994. Estas son 6.084.000 (9 × 26 2 x 10 3).

Con esto sólo quedan, para autos patentados por primera vez a partir de 1995, las que comienzan con la letra “A“ hasta “Q“, un total de 11.492.000 patentes (17 × 26 2 x 10 3).

A mediados de 2010 habían pasado 15 años y medio y se habían utilizado las patentes que comienzan desde la “A“ hasta la “I“ que son 6.084.000 (9 × 26 2 x 10 3). Sólo quedaban 5.408.000 (desde la “J“ que ya se está utilizando hasta la “Q“, 8 × 26 2 x 10 3).

Si bien esto no parece tan poco, hay que tener en cuenta que los primeros 8 de esos 15 años, la venta de automotores tenía un ritmo muy inferior al actual, incluyendo la crisis de 2001. De hecho, al principio, una letra de comienzo de patente duraba alrededor de un año y medio, a veces más. Ahora se están consumiendo en el orden de dos letras o más por año.

Yo sospecho que si no se frena ni se dispara significativamente la venta de automotores en Argentina, el esquema actual de patentes se agotará a mediados de 2014… no falta mucho… son justo 20 años desde que se creó el esquema.

Me acota Marcelo (en facebook) que actualmente se están patentando en el orden de 600.000 vehículos por año (más o menos “una letra inicial“ por año: 26 2 x 10 3 serían 676.000), con lo cual arañaríamos el 2020 con suerte.

Al menos “la pegaron“ con la reserva para repatentamiento de automotores viejos. Creo que van por la “Y“ y no creo que se repatente mucho más. Los autos viejos que siguen circulando con las viejas placas de una letra y seis o siete números ya es difícil que alguien se tome el trabajo de repatentarlos.

Una modesta propuesta de solución

A diferencia de los complejos mecanismos para migrar el protocolo básico de comunicaciones en una red global de computadoras sin una entidad única de control (aunque sí de asignación de direcciones), hace unos años, cuando se me ocurrió que se acabarían pronto las patentes se me ocurrió un sistema simple y elegante para resolverlo.

Si bien no es brillante, vaya aquí mi pequeño aporte a la DNRPA

Mi idea es agregar una letra más al principio de la patente, de modo tal que las nuevas patentes sean de cuatro letras y tres dígitos.

Esto da un total teórico de 456.976.000 patentes únicas (26 4 x 10 3).

Si bien esto va a requerir una adecuación de los sistemas que utiliza la DNRPA (para que quepa la nueva primera letra), ese será casi el único cambio ya que no será necesario repatentar los automotores que tengan una patente del sistema actual (tres letras y tres dígitos).

¿Cómo es esto? considerando que todas las patentes que sólo tienen tres letras son precedidas por una letra A tácita. Esto es, consideramos la letra A con la misma funcionalidad que el número 0. De este modo, si en 2020 veo una patente “de las viejas“ como ser BBY 965, la consideraré como ABBY 965.

De este modo, y manteniendo la reserva de patentes para repatentar los vehículos del sistema anterior a 1995, la patente que vendrá luego de la última del sistema actual (QZZ 999, o también AQZZ 999) será la BAAA 000.

Las patentes entre ARAA 000 y AZZZ 999 corresponden a vehículos con patentes anteriores a 1995 que fueron o serán repatentados.

La ventaja de este sistema es que es relativamente barato de implementar y, una vez que estén adecuados los sistemas se puede comenzar a utilizar inmediatamente y sin desperdiciar patentes válidas.

De hecho, si se terminara de implementar, digamos, a mediados de 2012, quizás la patente siguiente a MZZ 999 puede ser directamente ANAA 000.

Otras mejoras posibles

Siempre manteniendo la simplicidad de implementación, se me ocurren otras mejoras complementarias (no para incrementar la cantidad de patentes posibles si no para mejorar algún otro aspecto):

  • Cambiar la tipografía: La tipografía cuadradota de las patentes actuales, amén de que puedan ser estéticamente más lindas o más feas que las anteriores tiene varios problemas. En particular, hay muchas letras que se confunden a mediana distancia (ejemplo, la O con la D y con la Q). Esto no ocurría en las patentes que había hasta 1994, con una tipografía mucho más redondeada y con la rayita de la Q mucho más notable.
  • Cambiar el indicador de patente duplicada, triplicada o cuadruplicada (hoy una pequeña D, T o C entre las letras y los dígitos) por un número (y que podría comenzar en 1 o 0 para la duplicada e ir incrementándose).

¿Qué más se les ocurre que se pueda mejorar sin que sea complejo?